Atención al paciente:(54 11) 4292 - 2776 | 4245 - 1717 / 5433

      Carlos Pellegrini 399 esquina Rivera - Lomas de Zamora


CIRUGIA REFRACTIVA

MIOPIA, HIPERMETROPIA Y ASTIGMATISMO

La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son lo que llamamos defectos refractivos que nos impiden ver las imágenes enfocadas. Se dice que un ojo tiene un defecto refractivo cuando la potencia de sus lentes naturales (cristalino + córnea) no se corresponde con la distancia a la que se encuentra la retina, ya sea porque la distancia a esta sea demasiado pequeña (hipermetropía) o demasiado larga (miopía).

Es decir, el ojo, órgano encargado de la visión, realiza una función similar a la de una cámara fotográfica. Dispone de unas lentes encargadas de formar una imagen nítida del mundo exterior (cristalino y córnea), sobre una película sensible (retina) que recibe esta imagen y, a través del nervio óptico, la envía a nuestro cerebro para que la "veamos". Para que esta imagen se vea nítida deberá estar enfocada exactamente sobre la retina. Si esto no ocurre, podemos estar ante un defecto refractivo.

A grandes rasgos, Lasik (láser in situ queratomileusis) es la técnica más extendida actualmente en la práctica de la cirugía refractiva para corregir la miopía, hipermetropía y astigmatismo que no requiere hospitalización. Siempre consta de dos partes: 

  • 1. Primera fase: el cirujano levanta una fina capa del tejido corneal semejante a una lentilla.

  • 2. Segunda fase: corregimos la graduación moldeando la córnea con un láser Excimer de última generación. 

¿Cómo es el procedimiento?

  • Preoperatorio: Antes de realizar esta intervención quirúrgica es necesario llevar a cabo una serie de pruebas que van a determinar si un paciente concreto es o no apto para poderse operar.

    Estas mediciones y controles van a determinar el estado en que se encuentra la córnea que va a ser tratada. Puesto que se pretende alterar su forma y su grosor, habrá que analizar la forma que originalmente tiene la córnea.

    Para ello será imprescindible que retiremos las lentes de contacto con el tiempo suficiente para que la córnea sea normal (las lentes de contacto producen cambios físicos sobre la superficie de la córnea ya sea por el propio roce como por cambios en la hidratación o pequeños edemas superficiales). Normalmente se necesitan aproximadamente entre 10- 15 días sin lente de contacto sobre el ojo a tratar. 

    Una vez comprobado que la córnea no presenta alteraciones y que no existen enfermedades oculares que contraindiquen la cirugía refractiva (la más evidente sería la presencia de cataratas y glaucoma en estado descompensado), se realiza una topografía corneal computarizada. Esta prueba consiste en realizar un mapa topográfico de la superficie corneal. Una segunda prueba consiste en determinar mediante Ultrasonidos el grosor exacto de la córnea: paquimetría corneal ultrasónica. Puesto que esta va a ser adelgazada, es imprescindible conocer si la córnea es lo suficientemente gruesa. Además de estas dos pruebas se deberá recomprobar la graduación exacta del ojo, ya que será la base del tratamiento a realizar.

  • Fases de la operación:

    • El día en que se va a realizar la cirugía es necesario acudir a la clínica acompañado y vistiendo ropa cómoda. No es necesario acudir en ayunas. No debe llevar aplicado maquillaje ni perfumes fuertes.

    • La cirugía se realiza siempre bajo anestesia tópica, es decir, se realiza una anestesia de superficie mediante la aplicación de un Colirio de Anestésico.

      De esta manera, se eliminan las molestias que se pudieran ocasionar durante la cirugía, a la vez que permite una colaboración plena durante el acto quirúrgico necesaria para el centrado correcto en la aplicación del Láser. Como ayuda se administrará unos minutos antes de la intervención un ansiolítico por vía oral.

    • El paciente se acuesta en la camilla del láser donde se le coloca un separador especial que hace que los ojos permanezcan abiertos durante todo el procedimiento.

    • Se levanta una fina capa de la córnea (flap) semejante a una lentilla, mediante un microqueratomo de alta precisión, proceso que dura unos 15 segundos.

    • A continuación el láser Excimer actúa sobre las capas profundas de la córnea modificando su curvatura y corrigiendo de este modo el defecto refractivo preexistente. La acción del láser es muy rápida; varía según el defecto a corregir (30 seg. aproximadamente).

    • Posteriormente, el flap corneal se recoloca y se fija por sí solo, sin necesidad de puntos.

    • Cuidados postoperatorios: Tras la cirugía, el paciente permanecerá en una sala de la clínica con los ojos cerrados durante unos 15 minutos aproximadamente, transcurridos los cuales, se le realizará una primera revisión. Se le explicará el tratamiento a seguir y lo que puede o no puede hacer.

    Las primeras horas pueden ser incómodas, la visión todavía no es buena y puede aparecer sensación de arenilla, lagrimeo, fotofobia y, en algunos casos, dolor de leve a moderado. Por todo esto aconsejamos que durante las primeras horas postquirúrgicas se guarde reposo en una habitación con poca luz y si es posible se intente dormir.

    Al día siguiente volveremos a realizar una revisión. En este momento la agudeza visual ya suele ser muy buena y las molestias mínimas. Esta rápida recuperación visual permite una reincorporación al trabajo muy precoz.

  • Factores a tener en cuenta con esta técnica:

    • El láser Excimer actúa sobre la córnea y NO tiene efectos sobre otras estructuras del ojo, puesto que la luz que emite el láser solo actúa sobre la superficie que "toca", de forma que NO puede inducir desprendimientos de retina, cataratas, glaucoma, etc.
    • NO "cura" la miopía, la corrige, de forma que las lesiones retinianas propias de la miopía no se modificaran (ni mejoran ni empeoran).
    • SI es posible reoperar un ojo en el caso de que en el futuro reapareciera una miopía o la corrección no hubiese sido suficiente.
    • NO impide el poder realizar en el futuro otro tipo de intervención.

¿El LASIK es una intervención dolorosa?

Durante la intervención se puede sentir sensación de tacto, de presión, pero no de dolor. En el postoperatorio inmediato, durante las primeras 5 ó 6 horas, puede aparecer sensación de arenilla, picazon, lagrimeo, fotofobia. Lo normal es que al día siguiente prácticamente no se tengan molestias.

¿Podré ver mejor que con mis anteojos o lentes de contacto?

El objetivo de la cirugía refractiva es quitar la dependencia de las lentes correctoras alcanzando la misma agudeza visual. La máxima visión que un paciente tiene con sus anteojos o con sus lentes de contacto es la máxima visión que tendrá tras un procedimiento refractivo, por lo tanto, si su visión es menor de lo normal no aumentará tras la cirugía aunque el resultado del tratamiento sea perfecto. Sin embargo, en caso de defectos refractivos altos que se corrigen con lentes intraoculares o en casos de perfiles de ablación especiales se pueden obtener agudezas visuales superiores a las que se obtenían con gafas.

¿Si me operó de láser me podré operar en un futuro de cataratas?

Sí. No hay ninguna contraindicación para ser intervenido de cataratas en un futuro. Tampoco existe ningún problema si hubiera que realizar una intervención de retina o de glaucoma. El láser mejorará su visión sin lentes pero no influye en la frecuencia de aparición de cualquier otra enfermedad de los ojos. El ojo miope tiene más frecuencia por sí solo de desprendimiento de retina, cataratas, etc., estas alteraciones podrán ser operadas aunque usted esté operado con láser Excimer.

¿Si me quedo embarazada después de la operación crecerán las dioptrías?

No. Durante el embarazo no hay motivos para que las dioptrías aumenten. En nuestra experiencia se han operado muchas pacientes que tras el embarazo no han aumentado sus dioptrías.

¿Qué ocurre con la presbicia o vista cansada?

Este es un proceso evolutivo normal en las personas mayores de 40 años que consiste en la pérdida de la capacidad para enfocar objetos próximos, leer, coser, ver el monitor del ordenador. El láser corregirá su miopía, hipermetropía o astigmatismo, pero no su presbicia, es decir, mejorará su visión de lejos, pero sólo podrán ver de cerca sin gafas los pacientes en los que no haya aparecido la presbicia por su edad.

¿Quedaré en cero dioptrías tras la cirugía?

El LASIK es un procedimiento de gran exactitud. Las posibilidades de que quede algún defecto residual se relaciona con la magnitud del defecto a corregir y con la cicatrización. Hay que tener en cuenta que si el defecto refractivo residual es muy pequeño la agudeza visual puede ser totalmente normal, no siendo necesario en estos casos una reintervención.

¿Cuánto tardaré en ver bien?

En defectos pequeños la agudeza visual es cercana al 100% al día siguiente. En defectos mayores puede estar en un 80-90% recuperando el resto en los días siguientes. Por tanto, a las 48-72 horas podrá incorporarse en la mayoría de los casos a su trabajo habitual.

¿Cuándo podré hacer deporte?

Los deportes de no contacto se podrán realizar en las 48 horas siguientes. Los de contacto en unos 10-15 días. La natación se podrá realizar a los 15 días aproximadamente.

¿Cuándo podré maquillarme?

Al día siguiente de la operación siempre que no aplique directamente el maquillaje en la zona periocular en 15 días. El mismo día de la cirugía no debe llevar perfumes ni maquillaje.

¿Después de la cirugía láser podría llevar lentes de contacto?

Sí. Se pueden adaptar lentes de contacto, aunque lógicamente es muy raro que un paciente operado necesite tener que llevar lentes de contacto, ya que la exactitud del procedimiento es muy elevada.

¿Es un tratamiento para siempre?

El efecto del láser es para siempre pero a algunos pacientes con el paso del tiempo les puede volver a subir la miopía porque el ojo se hace más largo. Esta situación no es predecible antes de operarse, lo que sí se sabe es que usar anteojos, lentes de contacto, no usar nada o estar operado con láser, no influye en que aumente o en que no aumente el número de dioptrías de miopía.

Después de una operación con LASIK ¿Qué cuidados debo de tener?

Es de vital importancia evitar el frotamiento de los ojos. Deberá utilizar los colirios en la forma pautada. Es conveniente usar un anteojo como medida de protección en aquellas situaciones con riesgo de traumatismo o inclusión de partículas. Se desaconseja el maquillaje durante las primeras semanas, el sauna y los deportes acuáticos.

DEGENERACION MACULAR

La DMAE (degeneración macular asociada a la edad) es una enfermedad ocular de tipo degenerativo que afecta a una zona de su retina, llamada MÁCULA, que es la responsable de su visión central.

Es la causa más frecuente de ceguera legal por encima de los 50 años en nuestro medio; con una tasa de prevalencia 2-10%, aumentando claramente después de los 70 años.

Existen diferentes tipos de DMAE:

  • DMAE seca o atrófica: Es la más frecuente y benigna, con una progresión lenta a lo largo de los años y pérdida de visión total, poco frecuente, que puede llevar décadas.

  • DMAE húmeda o exudativa: Es mucho menos frecuente pero es la forma más agresiva con una progresión en meses y pudiendo llegar a una pérdida total de su visión central e impedir realización de sus actividades diarias, como lectura, conducción.

En pacientes con un ojo afectado tienen un 50% de posibilidades de bilateralidad a los 5 años.

Como se ha dicho, es una enfermedad que suele afectar a los dos ojos, aunque puede no ser al mismo tiempo, y hay gente que sólo nota síntomas cuando se ven afectados ambos ojos.

Inicialmente se puede notar alguno de los siguientes síntomas:

  • Visión borrosa central, tendrá dificultades para reconocer a la gente por la calle. Leer, ver la televisión, pagar con monedas, actividades que necesitan una buena visión central se verán comprometidas. Además:

  • Tendrá pocos problemas para manejarse en su casa o para caminar de un sitio a otro.

  • Molestias con luces intensas o necesidad de más luz para ciertas actividades como la lectura.

  • La percepción de líneas rectas aparece distorsionada, torcidas, inclinadas o cortadas. Puede observarlo al mirar los marcos de las puertas o de las ventanas.

  • Dificultad para apreciar distancias o alturas, adquiriendo los objetos formas y tamaños anormales, por lo que tendrá dificultad para bajar escaleras, colocar objetos.

Si el proceso está muy avanzado se verá un punto o mancha negra central.

La degeneración macular está asociada a la EDAD. Es el principal factor de riesgo. Otros factores implicados serían:

  • La raza blanca en las formas más graves

  • Antecedentes familiares

  • Sexo femenino

  • Tabaco

  • La obesidad está implicada en la progresión de formas leve a formas más graves

  • Enfermedades cardiovasculares, radiación solar, color del iris, niveles de estrógenos, hipertensión arterial…

  • En primer lugar, y por la importancia de su detección precoz, es recomendable la visita periódica a su MÉDICO OFTALMÓLOGO. Él le informará de cómo comprobar su visión, mediante Test Amsler, en casa de forma periódica y otros consejos como:

  • Dejar de fumar

  • Control de factores de riesgo cardiovascular, hipertensión arterial, colesterol...

  • Dieta pobre en grasas, con alimentos ricos en antioxidantes ( verdura, fruta…)

  • Ejercicio regular

  • Gafas de filtro ultravioleta 100%

La DMAE no tiene tratamiento curativo al 100%. Las formas secas no tienen tratamiento, salvo la administración de agentes antioxidantes para intentar desacelerar el proceso. En las formas húmedas existen diversos tratamiento para reducir o enlentecer la pérdida, y en algunos casos mejorar, la agudeza visual.

Entre estos últimos se encuentra la fotocoagulación láser, la terapia fotodinámica y los fármacos antiangiogénicos y/o antinflamatorios de administración endocular.

CORNEA Y SUPERFICIE OCULAR

La córnea es la ventana del ojo. Transparente y curvilínea actúa como la primera lente que encuentra la luz cuando penetra en nuestro globo ocular. De su transparencia depende la capacidad visual de cada persona; pero, además, la córnea cumple funciones defensivas frente a traumatismos e infecciones. Muchas enfermedades adquiridas o congénitas le afectan. Es de las especialidades que más innovaciones técnicas de diagnóstico y cirugía ha recibido en los últimos años.

Por su parte, la superficie ocular está formada por unas estructuras que trabajan de forma conjunta para proteger el ojo y proporcionar una buena visión. Son las glándulas lagrimales y los párpados, encargados de la producción y distribución de la lágrima, y la conjuntiva y la córnea, muy sensibles a las agresiones externas.

Hay muchas patologías frecuentes que afectan a estas estructuras. Por su importancia podemos destacar:

  • Opacidad corneal: pérdida en la transparencia de la córnea, que puede producirse por traumatismos, inflamación o por causas hereditarias. En estos casos, un transplante de córnea soluciona el problema.

  • Infecciones: los procesos infecciosos pueden producirse en la conjuntiva (conjuntivitis), en el borde del párpado (blefaritis), o en la córnea (úlceras corneales, queratitis).

  • Síndrome del ojo seco: es la incapacidad del sistema lagrimal para mantener lubricada y protegida la superficie ocular. Se manifiesta por sensación de cuerpo extraño, enrojecimiento ocular, lagrimeo y sequedad ocular. Es especialmente frecuente en mujeres en la 5ª o 6ª décadas de la vida. Existen muchos tipos de ojo seco, de ahí que de su correcta identificación dependa el éxito del tratamiento.

  • Pterigión: crecimiento anómalo de la conjuntiva que puede llegar a cubrir la córnea, dificultando la visión.

  • Hay muchas enfermedades propias de la córnea, tanto hereditarias como adquiridas, y entre ellas el queratocono tiene una especial transcendencia.

PRESBICIA

La presbicia o vista cansada no es más que una disfunción de una lente intraocular natural que se encuentra en nuestro ojo: el cristalino. El cristalino es el responsable de realizar de manera automática el enfoque del ojo para cualquier distancia (acomodación). Es como el sistema de "autofocus" de las cámaras de vídeo y fotografía. Aplicado a nuestros ojos, el mecanismo dinámico de nuestro sistema visual de enfocar a diferentes distancias con gran facilidad, en condiciones normales, es lo que se llama acomodación.

A partir de los 40-45 años, el cristalino pierde progresivamente su elasticidad natural, lo que dificulta el enfoque de las imágenes y provoca falta de nitidez en la visión cercana.

Los pacientes notan, por ejemplo, que el material de lectura lo tienen que colocar a mayor distancia para poder enfocarlo correctamente. Hay que tener en consideración que no es una anomalía de la visión o una patología, puesto que es común para todos los individuos, teniendo su origen en un deterioro fisiológico.

Asociado a la dificultad progresiva de enfocar objetos cercanos, el cristalino también pierde la capacidad de compensar defectos ópticos antiguos (hipermetropías y astigmatismos), de forma que simultáneamente se puede producir un empeoramiento de la visión lejana.

El fallo de enfoque de cerca va aumentando progresivamente hasta los 60 años de edad cuando se estabiliza en un tope. Hasta entonces, cada dos o tres años hay que ir ajustando la graduación de cerca para un correcto enfoque.

Uno de los grandes retos de la Oftalmología avanzada es la corrección de la presbicia. ¿Cómo corrgirlo? Nuestros estudios personalizados nos permiten encontrar la mejor solución para cada paciente dependiendo de la edad del paciente, de su graduación de lejos y de cerca y de las características de sus ojos.

LENTES PREMIUM: cirugía intraocular con implantación de lentes multifocales y acomodativas:

Esta técnica está basada en el intercambio del cristalino por una nueva lente intraocular de última generación, o Lente Premium, con excelentes resultados en altos defectos refractivos sin necesidad de utilizar gafas de cerca o progresivas permitiendo:

  • Visión lejana: por ejemplo una excelente agudeza visual para la conducción o ver la televisión cómodamente.

  • Visión cercana: por ejemplo una lectura nítida sin lentes, así como una visión a distancias intermedias como podría ser el uso de la computadora.

  • Versátiles: permiten la corrección de varios defectos refractivos como la miopía o hipermetropía, el astigmatismo junto con la vista cansada.

Cada lente está adaptada a cada ojo y tiene un diseño específico, eso encarece el costo pero, por otra parte, hay que sopesar el ahorro que se genera en las gafas que se van a dejar de pagar el resto de la vida. Las lentes estándares monofocales no permiten obtener este resultado, puesto que están diseñadas para corregir una sola distancia, con lo cual el paciente continúa dependiendo de los lentes tras este tipo de intervención.

Tipos de Lentes

Según las exigencias visuales de cada paciente:

  • Lentes multifocales bifocales

  • Lentes multifocales trifocales

  • Lentes multifocales bifocales tóricas (con astigmatismo)

  • Lentes multifocales trifocales tóricas (con astigmatismo)

  • Lentes tóricas

¿La vista cansada o presbicia la padecen todos los seres humanos?

Efectivamente, al 100 % de los seres humanos, aunque los miopes se verán siempre menos afectados

¿Cuándo aparece la presbicia? ¿Se detiene en algún momento de la vida?

Suele aparecer en la cuarta década de la vida y suele detener su evolución al término de la sexta

¿Cuáles son las mejores soluciones para solventarla?

Desde el apoyo en unas simples lentes hasta recurrir a un procedimiento quirúrgico.

¿La solución quirúrgica es definitiva o puede ser aumentando con la edad?

Los procesos corneales ayudarán a paliar el defecto pero se verá afectado por el paso de los años. En cambio el implante de lentes de alta tecnología harán que el proceso sea definitivo.

¿Cómo afecta a la visión?

Se ver afectada la visión de cerca (leer, escribir...) inicialmente y posteriormente también la visión intermedia ( ordenador...).

¿La cirugía permite corregirla de forma definitiva?

SI, se puede corregir de forma definitiva, según el tipo de cirugía y el caso concreto.

CATARATAS

La catarata es la opacificación total o parcial del cristalino (una de las dos lentes naturales que tenemos en el ojo), reduciendo progresivamente la visión. La catarata está normalmente asociada a la edad, aunque puede ser congénita, producirse por traumatismos o ver acelerada su formación en determinadas enfermedades, así como tras la ingesta de algunos medicamentos.

Habitualmente la pérdida de su transparencia ocurre de manera progresiva y lenta, por lo cual, puede no apreciarse durante bastante tiempo y uno se puede acostumbrar a una agudeza visual que en realidad no es suficientemente buena.

Los siguientes son algunos de los síntomas que se pueden notar al tener una catarata. Si apreciamos alguno de ellos debemos acudir a una revisión ocular:

  • Sensación de visión borrosa que aumenta con el tiempo y que va dificultando actividades cotidianas

  • No distingo la cara de otra persona hasta que la tengo muy cerca.

  • Me cuesta leer letras pequeñas.

  • No veo con claridad los escalones.

  • Problemas con la visión nocturna que nos dificulta la conducción.

  • Cambios frecuentes en la graduación de los anteojos.

  • Podemos leer sin lentes cuando antes nos eran imprescindibles.

  • Los colores son menos vivos, más apagados.

  • Deslumbramientos en ambientes con una iluminación intensa o con las luces de los coches que nos vienen de frente.

  • Halos alrededor de las luces.

  • Incremento de la sensibilidad a la luz del sol.

  • No producen dolor, picor, enrojecimiento, visión de moscas volantes.

  • Además, puede aparecer una miopía que nunca había existido, es decir, que se vean desenfocados los objetos lejanos.

Inevitablemente, una catarata siempre avanza y no hay medicamentos, hábitos de vida o dieta que influya en su desaparición.

Cuando se produce la catarata tenemos que cambiar esa lente natural por una artificial nueva. Por tanto el tratamiento de una catarata es exclusivamente quirúrgico. El diagnóstico se hará mediante un examen ocular. Por eso es importante que ante la aparición de alguno de los síntomas comentados acudamos a nuestro oftalmólogo.

Como ya hemos comentado el tratamiento es exclusivamente quirúrgico. Lo primero que habría que plantearse es:

¿Cuándo se debe realizar la operación de cataratas?

En realidad es un procedimiento que se puede llevar a cabo en cualquier momento de su evolución, pero hay que tener en cuenta que:

  • La catarata va evolucionando continuamente

  • Al final la solución va a ser siempre la cirugía

  • Cuanto más madura es la catarata más dificultad tiene la cirugía y mayor es el riesgo de complicaciones.

Por eso, de forma general, el momento más adecuado para la cirugía de cataratas sería cuando el paciente empieza a notar dificultades para su vida cotidiana.

¿Qué es la facoemulsificación?

La facoemulsificación es una pequeña microincisión que introducimos (menor de 3 mm) mediante un terminal de ultrasonidos con el que vamos fragmentando el núcleo de la catarata, respetando su cápsula, y aspirando los fragmentos hemos producido.

Posteriormente introducimos una lente intraocular plegable, de un material sintético, dentro de ese saco o cápsula, con la que intentamos corregir defectos refractivos que hubieran previos a la cirugía (hipermetropía, miopía, astigmatismo, presbicia).

Como la incisión es valvulada, habitualmente no necesita puntos de sutura para cerrarla, se sella sola. La anestesia que utilizamos en la mayoría de los casos es la tópica, lo que quiere decir que sólo empleamos varias gotas de un colirio sin necesidad de pinchar ni inyectar anestésico alrededor del ojo.

¿Cuáles son las ventajas?

  • Muy poco tiempo en el quirófano. Sin dolor.

  • No es necesario pinchar anestesia ni dar puntos de sutura.

  • No necesitamos tapar el ojo al acabar la operación.

  • No necesitará ingreso ni hospitalización y unos minutos tras la cirugía se podrá ir a casa.

  • La recuperación visual es rápida y la reincorporación a su vida cotidiana será en días.

  • Necesitará pocas visitas postoperatorias, generalmente tres.

  • Podremos corregir el defecto refractivo previo que tuviera (miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia), dependiendo de la lente intraocular que implantemos y reduciendo por tanto la necesidad de utilizar gafas posteriormente.

  • No necesitamos suspender la medicación de ningún paciente, lo cual es especialmente importante en pacientes anticoagulados.

  • No importa la edad o las enfermedades que tenga un paciente. Siempre podremos realizar una cirugía sin hospitalización.

Lentes Premium

Durante mucho tiempo, la cirugía de catarata tradicional consistía en reemplazar el cristalino afectado sin tener en cuenta la refracción del paciente. Por ese motivo los pacientes debían utilizar siempre lentes después de la cirugía para lejos, cerca o ambos.

Actualmente y gracias a la introducción de las Lentes Premium, lentes intraoculares multifocales diseñadas para conseguir eliminar la dependencia de gafas, podemos conseguir una visión correcta a todas las distancias pemitiendo una buena visión de lejos, a distancia intermedia y de cerca, según las necesidades y exigencias visuales de cada paciente. La calidad de la visión tras una cirugía de catarata o presbicia con implante de LIO, viene determinada por las características de la lente seleccionada. Tipos:

  • Lentes multifocales bifocales (Distancias Lejos-Cerca)

  • Lentes multifocales trifocales (Distancia lejos- intermedia- cerca)

  • Lentes tóricas (corrigen el astigmatismo)

  • Lentes intraoculares multifocales bifocales tóricas (con astigmatismo)

  • Lentes intraoculares multifocales trifocales tóricas (con astigmatismo)

¿La catarata puede volver a salir tras la cirugía?

No, aunque con el tiempo se puede opacificar el saco o cápsula que se deja en la cirugía para sostener la lente y la sensación del paciente es de una visión borrosa similar a la que tenía con la catarata, pero NO es otra catarata. La solución es muy sencilla, con láser, sin pasar por el quirófano y con una recuperación inmediata de la agudeza visual. Este problema no puede volver a ocurrir una segunda vez.

¿Cuándo puedo hacer vida normal después de una cirugía de cataratas? ¿Cuantos días de reposo absoluto se necesitan?

La mayoría de las actividades cotidianas se pueden realizar enseguida, aunque no se deben levantar grandes pesos los primeros días.

¿Qué cuidados se deben tener tras una cirugía de cataratas?

Fundamentalmente cumplir el tratamiento de gotas que nos prescriba nuestro oftalmólogo y acudir a la consulta si notamos dolor, perdida de visión brusca o cualquier otro síntoma que no notábamos antes de la última revisión.

¿Se puede viajar en avión después de una operación de cataratas?

Tras comprobar en las primeras revisiones que el postoperatorio es normal, se puede viajar en cualquier medio de transporte.

¿Es una operación dolorosa?

En el postoperatorio inmediato se puede tener alguna molestia leve que normalmente no precisa analgésicos.

¿Cuánta tiempo dura una lente implantada en el ojo tras una cirugía de cataratas?

La lente intraocular está fabricada con un material biocompatible cuyo tiempo de degradación es muy superior al de cualquier tejido vivo, por lo que dura toda la vida.

GLAUCOMA

Es la lesión de las fibras del nervio óptico producido por un aumento de la presión intraocular.

El nervio óptico transmite las imágenes del ojo al cerebro y el aumento de la presión intraocular va afectando de manera lenta y progresiva a sus fibras, produciendo una lesión que es irreversible. Dependiendo del grado de destrucción del nervio óptico la pérdida de visión es mayor o menor.

El glaucoma es una enfermedad frecuente que afecta a un 2% de la población mayor de 40 años y a un 14 % de los mayores de 60 años. El problema es que se calcula que sólo la mitad de los pacientes con glaucoma saben que padecen esta enfermedad y esto se debe a que, en un principio, el glaucoma no produce síntomas, no produce dolor ni ojo rojo. Sólo produce una pérdida de visión periférica que en estadios precoces le es muy difícil de detectar al paciente.

Existen varios tipos de glaucoma ocular pero el más frecuente es el glaucoma crónico de ángulo abierto, y éste no produce síntomas al principio. No hay dolor ni enrojecimiento y la visión se pierde de manera lenta y progresiva, primero en la zona periférica para acabar afectando a la zona central en estadios muy avanzados.

Esto hace que el paciente, con frecuencia, no sepa que tiene esta enfermedad hasta que ha avanzado mucho y hay que recordar que las lesiones provocadas por el glaucoma son irreversibles.

Por eso es muy importante la detección precoz acudiendo a una revisión oftalmológica con frecuencia, sobre todo en los casos de pacientes con antecedentes familiares de glaucoma.

El oftalmólogo puede controlar la tensión ocular y comprobar si hay lesión del nervio óptico, ayudado por diversas pruebas complementarias, como el estudio del campo visual que si está alterado traduce una lesión del nervio óptico.

El tratamiento precoz del glaucoma posibilita que se evite una alteración visual importante. Las personas que padecen glaucoma necesitan revisarse periódicamente a lo largo de su vida ya que el glaucoma puede empeorar sin que el paciente lo note.

Lo más importante en el tratamiento es la detección precoz de la enfermedad. Cuando un paciente tiene la tensión alta lo primero que se debe decidir es si necesita tratamiento o no. Igual que hay gente que tiene glaucoma y no lo sabe, hay gente que se está tratando y no lo necesita.

El objetivo del tratamiento es frenar la progresión de la enfermedad disminuyendo el valor de la presión intraocular. Normalmente aplicando gotas una o dos veces al día podemos controlar los niveles de tensión ocular y cuando esto no es suficiente utilizamos tratamiento con láser o con cirugía.

Al no tener síntomas hay ocasiones que el paciente no es consciente de su enfermedad y no es constante con el tratamiento, lo cual es fundamental para que el glaucoma no progrese.

¿Qué síntomas da el glaucoma ?

Por desgracia, e la mayoría de los tipos de presentación del glaucoma no suele dar ningún síntoma (salvo en el caso del glaucoma de cierre angular, cuyo dolor es comparado con "un dolor de clavo") hasta estadios muy avanzados donde la pérdida de campo de visión ya es notable

¿ Es verdad que no se puede curar y tan sólo ser controlado ?

Efectivamente, no podemos hablar de erradicar el cuadro sino de controlar y enlentencer su evolución

¿Sólo existe tratamientos con gotas ?

Hay tres pilares terapéuticos fundamentales: el tratamiento tópico con hipotensiones, laserterapia y la cirugía

¿En qué difiere la pérdida de visión por glaucoma a la que se padece, por ejemplo, en cataratas?

La fundamental diferencia es la falta de reversibilidad, lo que perdamos, a diferencia de la catarata, no podrá volverse a recuperar. Por otra parte, al inicio lo que se pierde es campo de visión para finalmente perder la visión frontal

RETINA Y VITREO

El vítreo es una sustancia gelatinosa situada entre el cristalino y la retina que mantiene la forma del ojo . El deterioro de este gel vítreo da lugar a condensaciones o aglutaciones que pueden proyectar sombra sobre la retina y dar lugar a la conocida visión de “moscas volantes”.

La retina es el órgano sensorial del ojo, donde se proyectan las imágenes percibidas, se procesan en forma de impulso nervioso que sale por el nervio óptico. Es como “la película de una cámara”. Constituye la capa mas interna en la parte posterior del ojo. Las imágenes penetran a través de nuestra pupila, pasan por el cristalino y son enfocadas por la retina. Esta las convierte en señales eléctricas y las envía a través del nervio óptico al cerebro.

Hay múltiples patologías que afectan al vítreo, como los desprendimientos de vítreo, y las pérdidas de su transparencia como las hemorragias vítreas. Por su parte, la patologias mas frecuentes de la retina son la degeneración macular, la retinopatía diabética y las trombosis venosas. Tiene alta frecuencia el desprendimiento de retina, la membrana epirretiniana y el agujero macular. Siendo estas ultimas de resolución con cirugia.

Lo más frecuente es la aparición de moscas volantes, sombras o destellos, así como la visión borrosa. También la distorsión o metamorfopsia. Todos estos síntomas pueden indicar la presencia de una patología vitreorretiniana.

Por su parte, las causa de un despredimiento de retina es con mucha frecuencia el desprendimiento vítreo que se produce de por causas degenerativas o por traumatismos, como por ejemplo hoy en día los que se producen en juegos de pelota como el Squash, Paddle , Tenis o incluso en futbol, así como por patologias derivadas de pacientes miopes (destacar el control anual que deben de tener), o por inflamaciones y retinopatías diabéticas descontroladas. La única solución es mediante cirugía.

El diagnóstico suele realizarse en consulta con una exploración básica, aunque puede completarse con ecografía, angiografía u OCT (tomografía de coherencia óptica).

En ocasiones los síntomas pueden ser pasajeros y mejorar con el tiempo (por ejemplo, los desprendimientos del vítreo por la edad). En otras ocasiones, se necesita tratamiento sistémico o intraocular. También la fotocoagulación con láser puede tratar desgarros retinianos en ausencia de desprendimiento de retina.

Vitrectomia

La vitrectomía y la cirugía escleral o retinopexia neumática se pueden utilizar para solucionar desprendimientos de retina. La vitrectomía consiste en una cirugía con pequeña incisión a nivel del vítreo, usando material especialmente desarrollado para dicha técnica. Se puede realizar frecuentemente de forma ambulante y con anestesia local, actualmente con buenos resultados en muchos de los casos.

Fotocoagulacion Laser

Otra de las novedades es un nuevo láser para el tratamiento de las enfermedades de la retina que esta diseñado con unos patrones especificos para cada enfermedad realizando así un tratamiento mas confortable con mínimas molestias y mas rápido, en el caso de necesitar fotocoagular partes de la retina.

¿Los desprendimientos de retina y de vítreo son lo mismo?

El desprendimiento de vítreo puede desembocar en desprendimiento de retina en un porcentaje pequeño de casos, lo que obliga a revisar al paciente que lo presenta. Pero en sí, la mayoría de las veces el desprendimiento del vítreo, muy frecuente con la edad y en pacientes miopes e intervenidos de catarata, no suele requerir cirugía. Por el contrario, el desprendimiento de retina es un problema ocular serio, que puede conducir a la ceguera en ausencia de tratamiento.

¿Se curan los desprendimientos de retina?

Con las técnicas actuales se consigue reaplicar la retina en porcentajes altos, aunque a veces es necesaria una reintervención. La función retiniana puede recuperarse si el tiempo de evolución del desprendimiento es corto. Pero a día de hoy, sigue resultando un problema serio.

¿Se puede evitar el desprendimiento de retina?

No hay un tratamiento 100% efectivo para la prevención del desprendimiento de retina. El laser puede reducir ese riesgo, pero no eliminarlo. Lo más adecuado es que el paciente conozca los síntomas y acuda caso de presentarlos (moscas, sombras, destellos y pérdida visual)

¿Puede afectar al otro ojo?

Mucha de la patología ocular, especialmente los desprendimientos de retina, pueden presentarse en el ojo contralateral. Es necesario explorar ambos ojos.

¿Cuánto tiempo de recuperación?

En la cirugía retiniana, el tiempo de recuperación es mayor que en la cirugía del polo anterior, especialmente la catarata. A veces se requiere mantener alguna posición especial, como por ejemplo con los gases intraoculares en los agujeros maculares. Suelen pasar algunas semanas hasta la recuperación visual completa, incluso puede prolongarse ésta durante los primeros meses en determinados casos como el edema macular traccional.

¿Qué técnicas quirúrgicas existen para su solución?

La cirugía de las patologías retinianas ha supuesto en los últimos tiempos una revolución en cuanto a las técnicas utilizadas. La vitrectomía, que es como se llama esta técnica, hoy en dia es el método quirúrgico elegido en la mayoría de los casos. La cirugía microincisional favorece el menor daño al globo ocular, así como recuperaciones más cortas.